FANDOM


cuando ikki se fue con la armadura de oro de sagitaro Los Caballeros de Bronce y la policía de Tokio salen a las calles a buscar al Fenix y a sus sombras que se han llevado las piezas de la armadura dorada. En el enfrentamiento con las sombras del Fenix, los Caballeros de Bronce recuperan la mitad de las partes de la armadura y se enteran de la existencia de los cuatro Caballeros Negros que ayudan a Fenix en su venganza. Seiya y Shiryu se dan cuenta que no podrán pelear contra Ikki si sus armaduras están dañadas. Por suerte, el maestro de Shiryu le había comentado que existía alguien que podía componer las armaduras de los Caballeros. Al mismo tiempo, en la mansión Graude se realiza una conferencia de prensa, convocada por Saori y Tatsumi, para informar acerca del robo de la armadura dorada. Seiya trata de encontrar el rastro del Caballero Fenix con la ayuda de un perro policía. Por su parte, Shun de Andrómeda llega hasta el árbol donde entrenaban Ikki y él cuando eran niños. Sin previo aviso, Shun es atacado por el Polvo de Diamantes del cisne negro En ese momento Hyoga llega a ayudarlo, enfrentándose a su doble negro. Guiado por el can policía, Seiya llega a donde se encuentran. El Cisne Negro ya esta a punto de ser el derrotado cuando Andrómeda Negro ataca a Hyoga para distraerlo; en ese momento llegan los Caballeros Negros para llevarse al Cisne Negro con ellos. Pasan varios días y por fin hay noticias del Caballero Fenix. Saori visita a Seiya para llevarle estas noticias. Se trata de un combate entre los Caballeros de Bronce, los Caballeros Negros y Fenix. El ganador tomará todas las piezas de la armadura dorada. Saori se preocupa por Seiya ya que, sin su armadura de Pegaso, es muy probable que salga lastimado.

Mientras tanto, Shiryu llega a Cinco Picos y ve con asombro que su maestro esta muy bien de salud. El maestro le explica que le dijo a Sunrei que fuera a buscar a Shiryu para decirle que estaba enfermo. Esto, con el fin de probar si Shiryu podía mantener su concentración en la pelea. Shiryu le pregunta sobre la persona que puede reparar las armaduras de los Caballeros y el maestro le dice que en la montaña de Jamir vive Mu, él es la única persona que puede repara las armaduras de los Caballeros. Librando varios obstáculos, Shiryu llega al palacio de Mu y es atacado por la telequinesis de Kiki, un alumno de Mu. Shiryu se acerca a Kiki y le pide que repare las armaduras, confundiéndolo con Mu, pero Kiki responde que él no es Mu y que Mu esta parado junto a él. Shiryu se da cuenta que ni siquiera había sentido su presencia y le pide que repare las armaduras del Pegaso y del Dragón. Mu le dice a Shiryu que no puede repararlas ya que sus armaduras están muertas. Todas las armaduras de los Caballeros tienen la habilidad, como la piel humana, de regenerarse (limitadamente) de heridas leves. Cuando una armadura es seriamente afectada en combate, ésta no puede reconstruirse así misma. Shiryu le insiste a Mu, ya que con la batalla de los Caballeros Negros próxima, sin sus armaduras no tendrían ninguna oportunidad de vencer. Mu lo entiende, pero para reparar las armaduras, Shiryu tiene que derramar la mitad de su sangre sobre cada una de ellas, al principio, Shiryu intentó dar su sangre a ambas armaduras, pero al darse cuenta que posiblemente no volvería a usar su armadura, decide utilizar toda su sangre en la armadura de Seiya. Al ver esto Mu, se da cuenta de que Shiryu es un verdadero Caballero, y le salva, curándole sus heridas y terminando el trabajo con las armaduras...



Después de varios días, los Caballeros de Bronce llegan a la zona del Valle de la Muerte, donde tendrá lugar el combate contra Fenix y los Caballeros Negros. Seiya sigue confiado en que Shiryu llegará con su armadura para ayudarlos a pelear. En ese momento, Seiya ve que Shiryu está corriendo hacia él con la caja de la armadura de Pegaso sobre sus hombros. Al acercarse, Shiryu desaparece y Seiya conoce a Kiki, quien le cuenta como Shiryu vertió su propia sangre a fin de reparar la armadura de Pegaso.

Seiya, Caballero de Pegaso se enfrenta ante su espejo, el Pegaso Negro. Ambos utilizan su poder de Meteoro de pegaso; Seiya es alcanzado por un golpe del Pegaso Negro, pero este último muere por el poder de Seiya, quien recupera las partes de la armadura dorada, que estaban en poder del pegaso negro
Pégase Noir1


Hyoga, Caballero del Cisne derrota a su espejo negro el Caballero del Cisne Negro con su poder Relámpago de Aurora, no sin evitar que éste envíe información a Fenix Ikki acerca de las técnicas secretas de Hyoga, quitándose el emblema del cisne de su armadura y enviándoselo a Ikki (en el manga se quita un ojo) y ahora Hyoga se dirige contra Ikki. El Cisne ataca al Fenix con el Trueno de la Aurora, pero Ikki lo detiene fácilmente. Ahora Fenix utiliza su Golpe Fantasma y hace que Hyoga tenga una pesadilla sobre su madre. Dejando inmóvil a Hyoga, Ikki le atraviesa el corazón. Mientras tanto, Seiya comienza a sentirse mal, ya que el golpe del Pegaso Negro causa una enfermedad en su sangre, y se desmaya. Shun de Andrómeda escucha una de las campanillas que llevaban en los brazos y ve a Seiya en un acantilado. Utilizando su cadena, Shun intenta sacar a Seiya, pero lo atacan las cadenas negras del Caballero de Andrómeda Negro. Junto con el Dragón Negro, Andrómeda Negro aprovecha que Shun de Andrómeda está ocupado tratando de salvar a su amigo. Mientras tanto, Kiki decide ir a ver los combates para aprender, cuando se aparece Shiryu frente a él con su armadura de Dragón. Aunque las heridas del Dragón aún no han sanado completamente, Shiryu esta listo para pelear. Mientras tanto, Shun logra vencer a Andrómeda Negro y se prepara para enfrentarse al Dragón Negro, cuando Shiryu llega.El Caballero del Dragón le dice a Andrómeda que vaya a ayudar al Pegaso mientras él se encarga del Dragón Negro. Shun lo obedece y la batalla entre los dragones empieza. Por la gravedad de sus heridas, Shiryu comienza a sangrar mucho, pero aún así no deja de pelear. El Dragón Negro se extraña y le pregunta por que lo hace, a lo que Shiryu le responde que es por amistad. Aun débil, Shiryu utiliza su poder Dragón Naciente contra el Dragón Negro, pero no logra vencerlo. El Dragón Negro se acerca a Shiryu y con su dedo golpea el centro sanguíneo de Shiryu para detener el sangrado.

Cuando Shiryu le pregunta a él por que lo hizo, el Dragón Negro le contesta que por un momento, tuvo el deseo de creer en aquello que Shiryu llamaba: amistad. Shun sube con Seiya, cuya piel ahora se ha tornado negra completamente. Para salvarlo, Shiryu golpea los puntos estelares de Seiya para que la sangre infectada salga. Así como la constelación está formada por estrellas, los Caballeros tienen puntos estelares (la misma cantidad y ubicación que las estrellas de su constelación guardiana). Estos puntos, si son tocados apropiadamente pueden sanar cualquier enfermedad o herida, pero si son golpeados con agresión pueden causar la muerte. Andrómeda y Dragón lo dejan y se dirigen a pelear con el Fenix.

Shiryu y Shun llegan a donde esta Ikki, pero para evitar que Shiryu dañe a Ikki, Shun lo golpea con su cadena, dejándolo inconsciente. Shun le ruega a Ikki que deje el camino del mal, pero Ikki lo ataca. De pronto aparece Seiya ya recuperado, pero aún esta muy débil para enfrentar a Ikki.

Sorprendentemente aparece Hyoga, quien sigue vivo a pesar de que Ikki le atravesó el corazón. Fenix vuelve a ejecutar su Golpe Fantasma, pero el Cisne conoce ya el movimiento y ejecuta su Polvo de Diamantes, pero lanzándolo hacia arriba, en forma de escudo. El ataque de Fenix se refleja en el escudo de hielo de Hyoga y lo ataca él.

A pesar de la ilusión de su propio Golpe Fantasma, Fenix no cae y utiliza su ataque Alas del Fenix para acabar con sus enemigos. Todos los Caballeros de Bronce caen, menos Seiya. Seiya está parado junto a la armadura dorada, a la cual solo le falta el casco que tiene Ikki. Fenix ataca de nuevo a Pegaso, pero él lo golpea destruyendo la armadura del Caballero Fenix. Seiya le explica a Ikki que es el espíritu de sus amigos y de la armadura dorada lo que esta venciéndolo. En ese momento la armadura del Fenix vuelve a aparecer renaciendo como su estrella guardiana. La armadura del Fenix tiene entonces la propiedad de renacer de sus propias cenizas, al igual que el Ave que le da su nombre. Esta característica no la tiene ninguna otra armadura...



Aún con su nueva armadura, Fenix es derrotado por Pegaso. Los Caballeros de Bronce no entienden el odio del Fenix y éste les cuenta de su entrenamiento en la Isla de la Reina Muerte. La isla era el infierno en la Tierra, la actividad volcánica hacía que todo el suelo estuviera siempre caliente, esto evitaba que creciera cualquier tipo de vegetación. Sin árboles, el sol golpeaba con toda su fuerza el suelo, tanto en el día como en la noche el calor era insoportable.

Cuando Ikki se encontraba entrenando, su Maestro le dice que si quiere ganar la armadura del Fenix, tendrá que vencerlo. Ikki le muestra respeto a su maestro, pero éste le patea diciéndole que no quiere su respeto, sino su odio. Durante días, Ikki entrenó contra su maestro y siempre quedaba muy lastimado. Para su suerte estaba Esmeralda, que era la hija de su maestro y se parecía mucho a su hermano Shun. Esmeralda curaba las heridas de Ikki cuando terminaba de entrenar con su maestro e Ikki estaba muy enamorado de ella. Un día, Esmeralda llevó a Ikki al único lugar en la Isla de la Reina Muerte donde crecían flores. Ante toda la desolación de la isla, ese lugar era como un oasis. Pero el maestro de Ikki los encuentra y le dice a Ikki que no le dará más oportunidades de conseguir la armadura del Fenix. Ikki hace su mejor esfuerzo, pero no logra nada; en un ataque, Ikki esquiva un golpe de su maestro, pero este golpe lo recibe Esmeralda. Ikki corre a su lado, pero ya es muy tarde y Esmeralda muere.

Aunque Esmeralda era su hija, el maestro de Ikki no muestra dolor por su muerte. Ikki se enfurece y ataca a su maestro, quien no puede defenderse, pero se alegra de haber despertado el odio de Ikki. Ikki atraviesa a su maestro y de esta forma gana su armadura de Fenix. En ese momento hay un terremoto en el Valle de la Muerte y unos soldados se roban las piezas de la armadura dorada. Los Caballeros de Bronce los enfrentan, pero no consiguen quitarles las piezas de la armadura dorada. Entonces aparece Sócrates, un Caballero del Santuario que fue enviado por Arles para que buscara al Fenix y le llevaran la armadura dorada. Fenix reconoce a Dócrates y les advierte a los Caballeros de Bronce que se cuiden de su poder.

Dócrates utiliza su golpe Meteoro de Heracles y hace dos enormes agujeros en el suelo. Dócrates le pide al Fenix que le entregue el casco de la armadura. Ikki saca el casco pero se lo avienta a Seiya. El Fenix utiliza su poder Alas del Fenix y destruye el pilar donde estaba Dócrates. Con su poder, Ikki provoca un derrumbe; los Caballeros de Bronce corren para ponerse a salvo, pero Ikki, completamente debilitado, no logra hacerlo y muere aplastado. Los Caballeros dejan una cruz en el lugar; Hyoga cuelga el crucifijo que le regalo su madre antes de morir. Con el casco de la armadura dorada en sus manos, los Caballeros de Bronce tiene aun una ventaja sobre sus enemigos. Un poco mas tarde, en el Valle de la Muerte, los soldados de Dócrates lo buscan entre los escombros. Dócrates se levanta de los escombros y se prepara para vengarse de Fenix por su osadía.




Dócrates llega a la fundación y secuestra a Saori y a Tatsumi. Los Caballeros de Bronce tienen que ir al coliseo donde se realizaba el Torneo Galáctico para cambiar el casco dorado por Saori y Tatsumi. En el coliseo, Dócrates engaña a Seiya y Shun; Dócrates se queda con Saori, y sus soldados se llevan el casco dorado fuera del coliseo. Afortunadamente, el Cisne está afuera esperando a los soldados de Dócrates. En el interior del coliseo, Dócrates quiere matar a Seiya, porque venció a su hermano Cassios para conseguir la armadura del Pegaso. Shun y Seiya atacan a Dócrates pero éste es demasiado poderoso para que lo puedan derrotar. El Cisne llega con el casco dorado y utiliza en Dócrates una técnica que le enseñó su maestro para congelar sus piernas. Sin poder moverse, Dócrates es atacado por Seiya y por Shun, y cae derrotado. Seiya y sus amigos ahora saben que los guerreros del Santuario no se darán por vencidos hasta que obtengan el casco dorado.

Arles, el gran Patriarca del Santuario, está desesperado y manda a Giste y a sus Caballeros de los abismos a obtener el casco dorado de los Caballeros de Bronce. El antiguo Patriarca exilió del Santuario a Giste, Tiburón, Medusa y Serpiente Marina a la Isla Calavera, ya que eran más piratas que Caballeros. Si le llevan el casco dorado al Patriarca Arles, éste les perdonara.

Giste y sus Caballeros toman la acción ofensiva y roban uno de los buques petroleros de la Fundación Graude y mandan un ultimátum a los Caballeros de Bronce: si no se presentan con el casco dorado en 24 hrs. , ellos hundirán el buque, contaminando por meses el océano y matando a todos sus tripulantes.

Seiya y sus amigos no tienen opción y van al buque donde los atacan los Caballeros de los abismos. Los Caballeros de Bronce logran salvar el buque, pero Giste y sus aliados escapan con el casco dorado. Para recuperarlo, los Caballeros de Bronce los persiguen hasta la Isla Calavera, donde los derrotan y tras una batalla sin cuartel, y cuando Seiya está apunto de ser derrotado por la misma Giste, el casco de la armadura dorada lo protege y Giste es vencida, de ésta forma los caballeros de bronce recuperan el casco dorado.




Sin muchas claves sobre el enemigo del Santuario, Seiya, Shiryu e Hyoga deciden ir con sus maestros para preguntarles sobre el Santuario. Shun es comisionado para cuidar del casco dorado y de Saori. En los Cinco Picos de China, el maestro de Shiryu le explica que el nuevo Patriarca del Santuario dominó al Caballero Cristal. En Grecia, Seiya pelea contra Shaina y sus cómplices, pero aparece Marin y le da a entender que Hyoga está en problemas.

El maestro de Shiryu le explica a éste que el Caballero de Cristal, y maestro de Hyoga, se dió cuenta del mal que estaba haciendo el nuevo Patriarca y decidió ir a hablar con él. Pero el Patriarca utiliza su Golpe Fantasma para controlar la mente del Caballero Cristal y lo manda de regreso a Siberia. Hyoga llega a Siberia buscando a su maestro, pero ve que toda la gente del pueblo esta construyendo una pirámide de hielo para el Caballero Cristal.


Hyoga no quiere creerlo y va a buscar a su maestro, quien lo recibe con un golpe. Hyoga no quiere pelear con la única persona a la que podía llamar "padre", pero el Caballero Cristal no le deja opción y Hyoga pelea con su maestro. El golpe del Patriarca empieza a debilitarse y al Caballero Cristal le empieza a doler la cabeza y lo distrae del combate y el ataque Relámpago de Aurora de Hyoga lo mata. Ya sin el control del Patriarca, el Caballero Cristal muere...

Sin pistas del casco dorado, Arles manda a Formax, el Caballero del Fuego a atacar el coliseo del Torneo Galáctico y la mansión Graude, todo esto con el fin de hacer que Saori saliera de su escondite para poder quitarle el casco dorado. Mientras tanto, en una cabaña en el bosque, Saori y Tatsumi ven como se incendia el coliseo y la mansión, pero Shun no los deja ir. Tatsumi ignora a Shun y va a la mansión, donde es capturado y torturado. Sabiendo la ubicación de la cabaña, el Caballero del fuego llega y empieza a incendiar el bosque. El Caballero de Andrómeda intenta defender la cabaña del fuego, pero es inútil y queda envuelto en llamas. En ese momento, las llamas se elevan y en el cielo aparece la figura del Ave Fenix. El Caballero del Fenix aparece de entre las llamas con su hermano Andrómeda. El Caballero Fenix ataca y vence al Caballero del fuego con su Golpe Fantasma para derrotarlo.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.